Sede Central
Buenos Aires

Av. Boedo 789

TEL: 54-11

4931-4259

4957-3577

4941-2348

Horario de atención

Lunes a Viernes

de 14 a 20 hs

 Convenio con
 COPROQUICH

 Bajo el Decreto 
 42 del Gobierno
 de Chile...

Convenio con 
 CUBA

 Con la Facultad
 de Ciencias
 Médicas de
 González
 Grohello de la
 Universidad de
 Cuba

Convenio Universitario en Colombia

Con la Universidad de Medellín para el dictado de siete Extensiones Universitarias en Homeopatía Naturopatía, Digitopuntura, Masoterapia, Terapias Florales, Hipnoterapia

Centro de Becarios de la
ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD PÚBLICA
Resolución Oficial 550

Ley Federal de Educación de la República Argentina


REPUBLICA                                 ARGENTINA

LEY N° 24.195 FEDERAL DE EDUCACIÓN

Sancionada: abril 14 de 1993   Promulgada: abril 29 de 1993

El Senado y la Cámara de Diputados de la Nación Argentina
reunidos en Congreso, etc. sancionan con fuerza de Ley:

TÍTULO I

Derechos, obligaciones y garantías

Artículo 1°- El derecho constitucional de enseñar y aprender queda regulado, para su

ejercicio en todo el territorio argentino, por la presente ley que, sobre la base de

principios, establece los objetivos de la educación en tanto bien social y responsabilidad

común, instituye las normas referentes a la organización y unidad del Sistema Nacional

de Educación, y señala el inicio y la dirección de su paulatina reconversión para la

continua adecuación a las necesidades nacionales dentro de los procesos de integración.

Artículo 2°- El Estado nacional tiene la responsabilidad principal e indelegable de fijar

y controlar el cumplimiento de la política educativa, tendiente a conformar una sociedad

argentina justa y autónoma, a la vez que integrada a la región, al continente y al mundo.

Artículo 3°- El Estado nacional, las provincias y la Municipalidad de la Ciudad de

Buenos Aires, garantizan el acceso a la educación en todos los ciclos, niveles y

regímenes especiales, a toda la población, mediante la creación, sostenimiento,

autorización y supervisión de los servicios necesarios, con la participación de la familia,

la comunidad, sus organizaciones y la iniciativa privada.

Artículo 4°- Las acciones educativas son responsabilidad de la familia, como agente

natural y primario de la educación, del Estado nacional como responsable principal, de

las provincias, los municipios, la Iglesia Católica, las demás confesiones religiosas

oficialmente reconocidas y las organizaciones sociales.

TÍTULO II

Principios Generales

Capítulo I

De la política educativa

Capítulo II

Del sistema educativo nacional

Artículo 6°- El sistema educativo posibilitará la formación integral y permanente del

hombre y la mujer, con vocación nacional, proyección regional y continental y visión

universal , que se realicen como personas en las dimensiones cultural, social, estética,

ética y religiosa, acorde con sus capacidades, guiados por los valores de vida, libertad,

bien, verdad, paz, solidaridad, tolerancia, igualdad y justicia. Capaces de elaborar, por

decisión existencial, su propio proyecto de vida. Ciudadanos responsables,

protagonistas críticos, creadores y transformadores de la sociedad, a través del amor, el

conocimiento y el trabajo. Defensores de las instituciones democráticas y del medio

ambiente.

Artículo 7°- El sistema educativo está integrado por los servicios educativos de las

jurisdicciones nacional, provincial y municipal, que incluyen los de las entidades de

gestión privada reconocidas.

Artículo 8°- El sistema educativo asegurará a todos los habitantes del país el ejercicio

efectivo de su derecho a aprender, mediante la igualdad de oportunidades y

posibilidades, sin discriminación alguna.

Artículo 9°- El sistema educativo ha de ser flexible, articulado, equitativo, abierto,

prospectivo y orientado a satisfacer las necesidades nacionales y la diversidad regional.

TÍTULO III

Estructura del sistema educativo nacional

Capítulo I

Descripción general

Artículo 10°- La estructura del sistema educativo, que será implementada en forma

gradual y progresiva, estará integrada por:

a) Educación inicial, constituida por el jardín de infantes para niños/as de 3 a 5 años de

edad; siendo obligatorio el ultimo año. Las provincias y la Municipalidad de la

Ciudad de Buenos Aires establecerán, cuando sea necesario, servicios de jardín

maternal para niños/as menores de 3 años y prestarán apoyo a las instituciones de la

comunidad para que estas los brinden y ayuda a las familias que los requieran.

b) Educación General Básica, obligatoria, de 9 años de duración a partir de los 6 años

de edad, entendida como una unidad pedagógica integral y organizada en ciclos,

según lo establecido en el Artículo 15º.

c) Educación Polimodal, después del cumplimiento de la Educación General Básica,

impartida por instituciones específicas de tres años de duración como mínimo.

d) Educación Superior, profesional y académica de grado, luego de cumplida la

Educación Polimodal su duración será determinada por las instituciones

universitarias y no universitarias, según corresponda.

e) Educación Cuaternaria

Artículo 11°- El sistema educativo comprende, también, otros regímenes especiales que

tienen por finalidad atender las necesidades que no pudieran ser satisfechas por la

estructura básica, y que exijan ofertas específicas diferenciadas en función de las

particularidades o necesidades del educando o del medio.

Las provincias y la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires acordarán en el seno

del Consejo Federal de Cultura y Educación, ofertas educativas de menor duración y

con preparación ocupacional específica; para quienes hayan terminado la Educación

General Básica y Obligatoria. Ello no impedirá a los educandos proseguir estudios en

los siguientes niveles del sistema.

Artículo 12°- Los niveles, ciclos y regímenes especiales que integren la estructura del

sistema educativo deben articularse, a fin de profundizar los objetivos, facilitar el pasaje

y continuidad, y asegurar la movilidad horizontal y vertical de los alumnos/as.

En casos excepcionales, el acceso a cada uno de ellos no exigirá el cumplimiento

cronológico de los anteriores sino la acreditación, mediante evaluación por un jurado de

reconocida competencia, de las aptitudes y conocimientos requeridos.

Capitulo V

Educación superior

Artículo 18°- La etapa profesional de grado no universitario se cumplirá en los

institutos de formación docente o equivalentes y en institutos de formación técnica que

otorgarán títulos profesionales y estarán articulados horizontal y verticalmente con la

universidad.

Artículo 19°- Los objetivos de la formación docente son:

a) Preparar y capacitar para un eficaz desempeño en cada uno de los niveles del

sistema educacional y en las modalidades mencionadas posteriormente en esta ley

b) Perfeccionar con criterio permanente a graduados y docentes en actividad en los

aspectos científico, metodológico, artístico y cultural. Formar investigadores y

administradores educativos.

c) Formar al docente como elemento activo de participación en el sistema democrático.

d) Fomentar el sentido responsable de ejercicio de la docencia y el respeto por la tarea

educadora.

Artículo 20°- Los institutos de formación técnica tendrán como objetivo el de brindar

formación profesional y reconversión permanente en las diferentes áreas del saber

técnico y práctico de acuerdo con los intereses de los alumnos y la actual y potencial

estructura ocupacional.

Artículo 21°- La etapa profesional y académica de grado universitario se cumplirá en

instituciones universitarias entendidas como comunidades de trabajo que tienen la

finalidad de enseñar, realizar investigación, construir y difundir bienes y prestar

servicios con proyección social y contribuir a la solución de los problemas argentinos y

continentales.

Artículo 22°- Son funciones de las universidades:

a) Formar y capacitar técnicos y profesionales, conforme a los requerimientos

nacionales y regionales, atendiendo las vocaciones personales y recurriendo a los

adelantos mundiales de las ciencias; las artes y las técnicas que resulten de interés

para el país.

b) Desarrollar el conocimiento en el más alto nivel con sentido critico, creativo e

interdisciplinario, estimulando la permanente búsqueda de la verdad.

c) Difundir el conocimiento científico-tecnológico para contribuir al permanente

mejoramiento de las condiciones de vida de nuestro pueblo y la competividad

tecnológica del país

d) Estimular una sistemática reflexión intelectual y el estudio de la cultura y la realidad

nacional, latinoamericana y universal.

e) Ejercer la consultoría de organismos nacionales y privados.

Artículo 23º- Las universidades gozan de autonomía académica y autarquía

administrativa y económico-financiera en el marco de la legislación específica.

Artículo 24°- La organización y autorización de universidades alternativas,

experimentales, de posgrado, abiertas, a distancia, institutos universitarios tecnológicos,

pedagógicos y otros creados libremente por iniciativa comunitaria, se regirán por una

ley específica.

Capítulo VI

Educación cuaternaria

Artículo 25°- La educación cuaternaria estará bajo la responsabilidad de las

universidades y de las instituciones académicas, científicas y profesionales de

reconocido nivel, siendo requisito para quienes se inscriban el haber terminado la etapa

de grado o acreditar conocimiento y experiencia suficientes para el cursado del mismo.

Artículo 26°- El objetivo de la educación cuaternaria es profundizar y actualizar la

formación cultural, docente, científica, artística y tecnológica mediante la investigación,

la reflexión critica sobre la disciplina y el intercambio sobre los avances en las

especialidades.

TÍTULO VI

Gratuidad y asistencialidad

Artículo 39°- El Estado nacional, las provincias y la Municipalidad de la Ciudad de

Buenos Aires se obligan, mediante la asignación en los respectivos presupuestos

educativos a garantizar el principio de gratuidad en los servicios estatales, en todos los

niveles y regímenes especiales.

El Estado nacional realizará el aporte financiero principal al sistema universitario estatal

para asegurar que ese servicio se preste a todos los habitantes que lo requieran. Las

universidades podrán disponer de otras fuentes complementarias de financiamiento que

serán establecidas por una ley específica, sobre la base de los principios de gratuidad y

equidad.

El Estado nacional, las provincias y la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires

establecerán un sistema de becas para alumnos/as en condiciones socioeconómicas

desfavorables, que cursen ciclos y/o niveles posteriores a la Educación General Básica y

Obligatoria, las que se basarán en el rendimiento académico.

TÍTULO IX

De la calidad de la educación y su evaluación

Artículo 48°- El ministerio de Cultura y Educación de la Nación, las provincias y la

Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires, deberán garantizar la calidad de la

formación impartida en los distintos ciclos, niveles y regímenes especiales mediante la

evaluación permanente del sistema educativo, controlando su adecuación a lo

establecido en esta ley, a las necesidades de la comunidad, a la política educativa

nacional, de cada provincia y de la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires y a las

concertadas en el seno del Consejo Federal de Cultura y Educación.

A ese fin deberá convocar junto con el Consejo Federal de Cultura y Educación a

especialistas de reconocida idoneidad e independencia de criterio para desarrollar las

investigaciones pertinentes por medio de técnicas objetivas aceptadas y actualizadas.

El Ministerio de Cultura y Educación deberá enviar un informe anual a la Comisión de

Educación de ambas Cámaras del Congreso de la Nación donde se detallen los análisis

realizados y las conclusiones referidas a los objetivos que se establecen en la presente

ley

Artículo 49°- La evaluación de la calidad en el sistema educativo verificará la

adecuación de los contenidos curriculares de los distintos ciclos, niveles y regímenes

especiales a las necesidades sociales y a los requerimientos educativos de la comunidad,

así como el nivel de aprendizaje de los alumnos/as y la calidad de la formación docente.

Artículo 50°- Las autoridades educativas de las provincias y de la Municipalidad de la

Ciudad de Buenos Aires evaluarán periódicamente la calidad y el funcionamiento del

sistema educativo en el ámbito de su competencia.

TÍTULO X

Gobierno y administración

Capítulo I

Del Ministerio de Cultura y Educación

Artículo 53°- El Poder Ejecutivo Nacional, a través del ministerio específico, deberá:

a) Garantizar el cumplimiento de los principios, objetivos y funciones del Sistema

Nacional de Educación.

b) Establecer, en acuerdo con el Consejo Federal de Cultura y Educación, los objetivos

y contenidos básicos comunes de los currículos de los distintos niveles, ciclos y

regímenes especiales de enseñanza -que faciliten la movilidad horizontal y vertical

de los alumnos/as- dejando abierto un espacio curricular suficiente para la inclusión

de contenidos que respondan a los requerimientos provinciales, municipales,

comunitarios y escolares.

c) Dictar normas generales sobre equivalencia de títulos y de estudios, estableciendo la

validez automática de los planes concertados en el seno del Consejo Federal de

Cultura y Educación.

d) Favorecer una adecuada descentralización de los servicios educativos y brindar a

este efecto el apoyo que requieran las provincias y la Municipalidad de la Ciudad de

Buenos Aires.

e) Implementar programas especiales para garantizar el ingreso, permanencia y egreso

de los alumnos/as en todos los ciclos y niveles del sistema educativo nacional, en

coordinación con el Consejo Federal de Cultura y Educación.

f) Desarrollar programas nacionales y federales de cooperación técnica y financiera a

fin de promover la calidad educativa y alcanzar logros equivalentes a partir de las

heterogeneidades locales, provinciales y regionales.

g) Promover y organizar concertadamente en el ámbito del Consejo Federal de Cultura

y Educación, una red de formación, perfeccionamiento y actualización del personal

docente y no docente del sistema educativo nacional.

h) Coordinar y ejecutar programas de investigación y cooperación con universidades y

organismos nacionales específicos.

i) Administrar los servicios educativos propios y los de apoyo y asistencia técnica al

sistema -entre ellos, los de planeamiento y control; evaluación de calidad;

estadística, investigación, información y documentación; educación a distancia,

informática, tecnología, educación satelital, radio y televisión educativas- en

coordinación con las provincias y la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires.

j) Alentar el uso de los medios de comunicación social estatales y privados para la

difusión de programas educativos-culturales que contribuyan a la afirmación de la

identidad nacional y regional.

k) Evaluar el funcionamiento del sistema educativo en todas las jurisdicciones, niveles,

ciclos y regímenes especiales, a partir del diseño de un sistema de evaluación y

control periódico de la calidad, concertado en el ámbito del Consejo Federal de

Cultura y Educación.

l) Dictar las normas generales sobre revalidación de títulos y certificados de estudios

en el extranjero.

m) Coordinar y gestionar la cooperación técnica y financiera internacional y bilateral.

n) Contribuir con asistencia técnica para la formación y capacitación técnicoprofesional

en los distintos niveles del sistema educativo, en función de la

reconversión laboral en las empresas industriales, agropecuarias y de servicios.

o) Elaborar una memoria anual donde consten los resultados de la evaluación del

sistema educativo, la que será enviada al Congreso de la Nación.

Capítulo II

Del Consejo Federal de Cultura y Educación

Artículo 54°- El Consejo Federal de Cultura y Educación es el ámbito de coordinación

y concertación del Sistema Nacional de Educación y está presidido por el ministro

nacional del área e integrado por el responsable de la conducción educativa de cada

jurisdicción y un representante del Consejo Interuniversitario.

Artículo 55°- La misión del Consejo Federal de Cultura y Educación es unificar

criterios entre las jurisdicciones, cooperar en la consolidación de la identidad nacional y

en que a todos los habitantes del país se les garantice el derecho constitucional de

enseñar y aprender en forma igualitaria y equitativa.

Artículo 56°- El Consejo Federal de Cultura y Educación tiene las funciones

establecidas por las normas de su constitución y cumplirá además las siguientes:

a) Concertar dentro de los lineamientos de la política educativa nacional los contenidos

básicos comunes, los diseños curriculares, las modalidades y las formas de

evaluación de los ciclos; niveles y regímenes especiales que componen el sistema.

b) Acordar los mecanismos que viabilicen el reconocimiento y equivalencia de

estudios, certificados y títulos de la educación formal y no formal en las distintas

jurisdicciones.

c) Acordar los contenidos básicos comunes de la formación profesional docente y las

acreditaciones necesarias para desempeñarse como tal en cada ciclo, nivel y régimen

especial.

d) Acordar las exigencias pedagógicas que se requerirán para el ejercicio de la función

docente en cada rama artística en los distintos niveles y regímenes especiales del

sistema.

e) Promover y difundir proyectos y experiencias innovadoras y organizar el

intercambio de funcionarios, especialistas y docentes mediante convenios, la

constitución de equipos técnicos interjurisdiccionales y acciones en común,

tendientes a lograr un efectivo aprovechamiento del potencial humano y de los

recursos tecnológicos disponibles en el sistema educativo nacional.

f) Considerar y proponer orientaciones que tiendan a la preservación y desarrollo de la

cultura nacional en sus diversas manifestaciones, mediante la articulación de las

políticas culturales con el sistema educativo en todos sus niveles y regímenes

especiales.

g) Garantizar la participación en el planeamiento educativo de los padres, las

organizaciones representativas de los trabajadores de la educación y de las

instituciones educativas privadas reconocidas oficialmente.

h) Cooperar en materia de normativa educacional y mantener vínculos con el Congreso

de la Nación y con las legislaturas de las provincias y de la Municipalidad de la

Ciudad de Buenos Aires.

Artículo 57°- El Consejo Federal de Cultura y Educación se compone de los siguientes

órganos:

a) La Asamblea Federal, órgano superior del Consejo, estará integrada por el ministro

del área del Poder Ejecutivo nacional como presidente nato, y por los ministros o

responsables del Area Educativa de las provincias y de la Municipalidad de la

Ciudad de Buenos Aires y el representante del Consejo Interuniversitario Nacional.

b) El Comité Ejecutivo, desenvolverá sus actividades en el ramo de las resoluciones

adoptadas por la Asamblea Federal. Estará presidido por el ministro del Poder

Ejecutivo Nacional integrado por los miembros representantes de las regiones que lo

componen, designados por la Asamblea Federal cada dos años.

c) La Secretaría General, tendrá la misión de conducir y realizar las actividades,

trabajos y estudios según lo establezcan la Asamblea Federal y el Comité Ejecutivo.

Su titular será designado cada dos años por la Asamblea Federal.

Artículo 58°- El Consejo de Cultura y Educación tendrá el apoyo de dos consejos

consultivos:

a) El Consejo Económico Social, integrado por representantes de las organizaciones

gremiales empresarias de la producción de los servicios, la Confederación General

del Trabajo y el Consejo Interuniversitario Nacional.

b) El Consejo Técnico Pedagógico estará integrado por especialistas designados por

miembros del Consejo Federal de Cultura y Educación (artículo 54º) y dos

especialistas designados por la organización gremial de trabajadores de la educación

de representación nacional mayoritaria.

TÍTULO XI

Financiamiento

Artículo 60°- La inversión en el sistema educativo por parte del Estado es prioritaria y

se atenderá con los recursos que determinen los presupuestos nacional, provinciales y de

la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires, según corresponda.

Artículo 61°- La inversión pública consolidada total en educación (base

992:6.120.196.000), será duplicada gradualmente y como mínimo a razón del 20 por

ciento anual a partir del presupuesto 1993; o se considerará un incremento del 50 por

ciento en el porcentaje (base 1992. 4 por ciento) del producto bruto interno (base 1992:

153.004.900.000), destinado a educación en 1992. En cualquiera de los dos casos, se

considerará a los efectos de la definición de los montos la cifra que resultare mayor.

TÍTULO XII

Disposiciones transitorias y complementarias

Artículo 66°- El Ministerio de Cultura y Educación y las autoridades educativas de las

provincias y de la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires, acordarán en el seno

del Consejo Federal de Cultura y Educación, inmediatamente de producida la

promulgación de la presente ley y en un plazo no mayor a un año:

a) La adecuación progresiva de la estructura educativa de las jurisdicciones a la

indicada por la presente ley, determinando sus ciclos, y los contenidos básicos

comunes del nuevo diseño curricular.

b) Las modalidades del Ciclo Polimodal atendiendo a las demandas del campo laboral,

las prioridades comunitarias, regionales y nacionales y la necesaria articulación con

la educación superior.

c) La implementación gradual de la obligatoriedad y la asistencialidad señaladas para

los alumnos/as de la Educación Inicial, la Educación Especial y la Educación

General Básica y Obligatoria.

d) La implementación de programas de formación y actualización para la docencia que

faciliten su adaptación a las necesidades de la nueva estructura.

e) La equivalencia de los títulos docentes y habilitantes actuales en relación con las

acreditaciones que se definan necesarias para la nueva estructura.

Artículo 67°- El presupuesto de la administración pública nacional 1993 con destino a

las Universidades Estatales en su conjunto, no será inferior al Presupuesto 1992, más la

suma anualizada de los incrementos del mencionado año.

Artículo 68°- Las disposiciones de esta ley son aplicables a todos los niveles y

regímenes especiales educativos con excepción de las establecidas en los artículos 48º,

53º, incisos: b), e), 1), k), ll), 54ºy 56º, inciso a) en relación con las universidades,

aspectos que se rigen por la legislación especifica o la que la reemplace.

Artículo 69°- Las provincias se abocarán a adecuar su legislación educativa en

consonancia con la presente ley, y a adoptar los sistemas administrativos de control y de

evaluación, a efectos de facilitar su óptima implementación.

Artículo 70°- Deróganse todas las disposiciones que se opongan a la presente ley

Artículo 71°. Comuníquese al Poder Ejecutivo Nacional.